lunes, 23 de abril de 2012

Cien años de soledad en cien palabras

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía habría de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. En ambos momentos, el coronel se sentiría protagonista de la historia, pero nada más lejos de la cruda realidad. Desde mucho antes y muchas generaciones después, Macondo estaba, está y seguirá allí, imperturbable. El polvo de sus calles se cuela hasta los pulmones de sus habitantes que, más tarde o más temprano, siempre acaban descubriendo que las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra. 


*Microrrelato escrito para el Proyecto Celsius de Manuel Rebollar. Espero que os haya gustado y que Gabriel García Márquez me perdone el atrevimiento. 

43 comentarios:

  1. Magnífico. Este es uno de mis libros preferidos.
    Enhorabuena, también por la elección.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, yo me quedo con toooodoooo García Márquez, quizás más incluso con sus artículos periodísticos, por deformación profesional, pero me encanta.
      saludillos

      Eliminar
  2. Mar, me ha gustado, y seguro que a Gabo también.Durante años este fue uno de mis libros de cabecera. Macondo estaba, está y seguirá allí, imperturbable...estará siempre, porque los buenos libros a diferencia de las estirpes condenadas a cien años de soledad siempre tienen una segunda oportunidad, siempre. Cuando ya no quede nada, quedarán los libros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xavier, Macondo es un lugar que cuando lo conoces ya no te abandona nunca, verdad?

      Eliminar
  3. Qué difícil elección, por lo bueno del libro, y cómo lo has resuelto. Genial.
    Uno más para el proyecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luisa, gracias, el proyecto me parece genial. Seguro que no es el último micro que escribo para Celsius

      Eliminar
  4. Puck, ¡Excelente! Como en muy pocas líneas has sabido agarrar el estilo y la esencia de esta gran novela. Has bordado el ejercicio.

    Lo único es que me has pisado la idea que tenía, jaja. Aunque lo que yo hubiese escrito no creo que fuese tan bueno como lo que has escrito tú.

    Me encantó.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, no te cortes, lánzate también con Cien años de soledad, me encantará leerlo con tus ojos :-)

      Eliminar
  5. Están locos estos microrretalistas...

    ¡Que alguien llame a seguridad!!!

    Besos payasos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kum, jajajajaja ¡¡¡¡no nos pararán!!!!! jajajaja

      Eliminar
  6. Has elegido uno de los libros que más amo, Puck, y me has hecho revivirlo.
    Bravo!!!
    Feliz día del escritor

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia, gracias. Creo que ese libro tiene magia.

      Eliminar
  7. Has sido muy valiente al elegir esta valiosa joya de la literatura, Puck.
    Y debo decirte que a mí me has dejado con la boca abierta.
    Muy, muy bueno tu micro. Si Gabo lo llega a leer, seguro que te aplaude :-)

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MJ, jeje de valiente nada, es que Gabo me encaaaannntaaa y soy un poco temeraria :-)

      Eliminar
  8. El mejor libro que he leído jamás.
    Una maravilla.

    Buen micro también.

    ResponderEliminar
  9. Emocionante. Creo que es uno de esas obras universales, que todo el mundo recuerda con fervor. Perfecta destilación.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agus, creo que es el aire de Macondo que se te cuela hasta el alma y no te suelta...

      Eliminar
  10. Maravilloso, Puck. Te dejo una versión propia del inicio de esta gran novela. Espero que Gabo también me perdone:

    <>

    ResponderEliminar
  11. Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía habría de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el plomo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, jeje, buena adaptación. Mi primera opción para Celsius era:

      "Cuando despertó, cien años después, Macondo todavía seguía allí"

      Eliminar
  12. Siempre le he tenido demasiado respeto a este autor. Recuerdo haber leido de jovencito algo de él y no gustarme, pero casi que me atrevo a retomarlo.

    Yo hoy pido consejo para próxima lectura, aunque pedía algo más actual, pero tomaré en cuenta este proyecto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enmascarado, ¡¡¡lánzate!!!! descubrir Macondo es algo que no olvidarás. Seguro

      Eliminar
  13. Mar, ahí está la esencia de la novela. Ésa es la idea bien resuelta. Seguro que si Gabo tuvo una primera idea a desarrollar, los tiros fueron por ahí.

    Muchas gracias y nos vemos en las estanterías de la biblioteca Celsius

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, mil gracias por este proyecto. Creo que es un trabajo apasionante y, con tu permiso, me apunto la idea como "género" y creo que no será el último Celsius que haya por estos jardines

      Eliminar
  14. Plas, plas, plas Mar!!! Emocionante y precioso.Seguro que García Marquez tambien te aplaudiría.
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  15. Seguro que te perdona, es más estaría encantado de leer tu micro.

    Te quedó precioso. El libro en si ya es todo un atrevimiento, y tú lo has condensado magistralmente.

    Besitos mediterráneos, desde tierras catalanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gala, me gusta eso de que el libro es un atrevimiento.Coincido

      Eliminar
  16. ¿Por qué no subiste este texto hace unos 20 años atrás? No tendría que haber leído semejante... libro. Creo que fue el libro que más me aburrió, y no es que no me guste GGM, porque tiene novelas que me gustaron; tampoco tiene que ver con la extensión, pues libros como "Guerra y paz" me parecieron breves por la trama.
    En fin... que tu versión es muy buena.
    Le dejo un beso a mi ranita preferida.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto, yo creo que tienes que volver a sumergirte en Macondo... no me creo que no haya algo de los Buendía que no te atraiga...

      Eliminar
  17. NO hay libro en mi camino buscando Celsius que no me haya gustado hasta ahora, el libro y el destilado.


    Enhorabuena Mar

    Un abrazo
    Rosana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosana, es que el proyecto de Manuel es genial. A que sí?

      Eliminar
  18. Está muy bien enlazado, Mar. La verdad es que sigues el hilo de la novela perfectamente y te encuentras de sopetón con el final, como esperando más.
    Besitos,
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, gracias. La verdad es que pensé que prácticamente principio y final estaban unidos y sobraban prácticamente todas las palabras de el medio

      Eliminar
  19. Has conseguido narrar la esencia de la novela. Muy buena tu aportación, Mar.

    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Mar, ya tenemos estantería para el micro. Espero quete guste, "salá". http://proyectocelsius.blogspot.com.es/

    Besotes

    Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, ¡¡¡¡me encanta!!!!!

      Eliminar
  21. Un clásico que intenté leer hace poco pero no había ejemplar en la biblioteca. Reconozco que estoy en deuda con TODOS los clásicos, apenas leí ninguno, pero este lo haré.
    Y tu adaptación aumenta mis ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cybr, totalmente recomendable, en serio. Aunque con Gabo no soy muy objetiva, ¡¡¡me encanta!!!

      Eliminar
  22. Mar, Macondo te estaba esperando, sus habitantes estaban muy solos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adivín, gracias!!! la verdad es que creo que todos los que leemos Cien años de soledad dejamos un poco de nosotros en Macondo, o nos llevamos un poco de su esencia, eso no lo tengo claro

      Eliminar